Soy víctima de abuso sexual, ¿me ha quedado alguna secuela? ¿Necesito ayuda psicológica?

Foto obtenida aquí.

Esta entrada ha sido elaborada por: Ana Laura Gómez, Beatriz Nieto, María Meizoso y Carmen Morte.

¿Qué es el abuso sexual?

El abuso sexual es cualquier conducta que te presiona u obliga a hacer algo sexual que no quieres.

Si se produce cuando eres menor se denomina abuso sexual infantil, y puede realizarlo una persona mayor de edad que tú considerabas autoridad o una persona menor de edad. Este tipo de abuso sexual es el más común, y quien lo comete es normalmente un miembro de la propia familia.

Es un problema social extendido, ya que lo sufren muchas personas. Por ejemplo, el abuso sexual infantil lo sufre 1 de cada 4 niñas y 1 de cada 6 niños, aproximadamente. Además, es grave porque suele conllevar repercusiones que interfieren en el adecuado desarrollo de las personas y tienen un efecto negativo en su estado físico y psicológico. Un 30% de quienes sufren abuso sexual infantil presentan consecuencias a largo plazo, es decir, a partir de los 2 años desde que ocurrió el suceso.

“Yo he sido víctima de abuso sexual, ¿me ha quedado alguna consecuencia?”

Aunque las consecuencias a largo plazo no siempre se dan, esta entrada de blog te ayudará a identificar si tú sufres alguna y así poder buscar ayuda para ponerle solución.

Los distintos síntomas que puedes presentar se clasifican en las siguientes 5 categorías:

 problemas abuso

 A continuación damos una serie de ejemplos frecuentes en forma de frases que puedes llegar a pensar/sentir en el caso de que tengas alguno de los problemas mencionados más arriba. La estadística informa que las personas que han padecido un abuso de podrían sentir identificadas con una amplia variedad de las afirmaciones que encontrarás más abajo. Esto podrá servirte para explorarte y tener una primera impresión sobre cómo te encuentras. Por otra parte, la experiencia de algunos síntomas en concreto no tienen por qué significar que haya existido un abuso previo, sino que pueden tratarse de problemas independientes con otras causas, o situaciones temporales que no desembocarán en ningún problema. Por eso es importante que tengas en cuenta que esta entrada es solo orientativa, y que haber sentido alguna vez alguna de estas frases no es sinónimo de estar enfermo, tener un trastorno o haber sido víctima de abusos. Las frases que hemos escogido son orientativas, no abarcan la totalidad del problema y sentirlas no significa que inmediatamente vayas a recibir un diagnóstico. Para poder abordar tu caso concreto, siempre se necesita la ayuda de un especialista, que será quien te ayude a sentirte mejor. En el caso de que sientas que necesitas ayuda, más abajo te brindamos datos de contacto de asociaciones específicas.

  1. Problemas emocionales:

emocion
Trastorno depresivo

  • “Me siento descuidadx, dejadx, indolente”.
  • “Tengo pocas ganas de salir de casa”.
  • “No tengo ganas de hacer nada”.

Síntomas y trastornos de ansiedad

  • “Experimento o he experimentado ahogos, mareos, sensación de vértigo, taquicardias…”
  • “Me he sentido especialmente nerviosx sin ningún motivo concreto”.

Trastorno por estrés postraumático

  • “Tengo recuerdos constantes y repetitivos relacionados con el suceso”.
  • “Tengo pesadillas relacionadas con el suceso”.
  • “Evito cualquier situación, lugar o pensamiento que me recuerdan al suceso”.
  • “Pienso que no puedo confiar en nadie”.

Baja autoestima

  • “Me lastimo a mí mismx”.
  • “Siento que no valgo nada”.
  • “Tengo pensamientos “agresivos” hacia mí mismx”.

Alexitimia

  • “Me suelen decir que no sé expresar mis sentimientos ni soy capaz de reconocer las emociones de los demás”.
  • “Cuando me preguntan cómo estoy, suelo responder “no sé”, porque no sé cómo me siento”.

Conductas autodestructivas

  • “Me hago daño a mí mismx consumiendo drogas”.
  • “Me hago lesiones a mí mismx”.
  • Ideación y conducta suicidio
  • “He pensado en posibles maneras de acabar con mi vida”.
  • “He intentado acabar con mi vida alguna vez”.
  1. Problemas de relación

relacion

Aislamiento y ansiedad social

  • “Tengo alguna dificultad a la hora de salir de casa”.
  • “Me siento cansadx y sin ganas de hacer nada”.
  • “Siento que ha disminuido mi actividad social”.
  • “Siento que he disminuido mi tiempo de ocio”.

Dificultades en la relación de la pareja

  • “Tengo dificultad para tener relaciones sexuales con mi pareja”.
  • “Tengo discusiones frecuentes con mi pareja”.
  • “Me mantengo distante con mi pareja”.
  • “Me da asco hacer el amor con mi pareja”.

Dificultades en la crianza de los hijos/as

  • “Me siento descuidadx o indiferente a la hora de relacionarte con mi/s hijx/s”.
  • “Me mantengo distante con respecto a los estudios de mis hijx/s”.
  1. Problemas de conducta y adaptación

bomba

Hostilidad

  • “Considero que me encuentro más irritable de lo norma”.
  • “Pienso que me enfado por motivos por los que antes no me enfadaba”.
  • “Pienso que me enfado con mayor facilidad que antes”.
  1. Problemas funcionales

func.jpg

Trastornos de la conducta alimentaria

  • “Me pego atracones por los que luego me siento culpable”.
  • “Me meto los dedos para intentar devolver lo que he comido”.
  • “Pienso que no debería comer tanto aunque tenga hambre”.

Dolores físicos

  • “Me duele frecuentemente la cabeza, el estómago…”

Trastorno de conversión

  • “Hay veces que me desmayo o tengo sofocos muy intensos, normalmente cuando estoy con otras personas”.
  • “A veces siento que tengo un nudo en la garganta que me impide hablar”.

Trastorno de somatización

  • “Siento un malestar físico general y no sé por qué (he ido al médico y me han dicho que no me pasa nada)”.
  • “Siento dolores en distintas zonas del cuerpo, pero en el médico me han dicho que no tengo nada”.

Desórdenes ginecológicos

  • “Me duele al tener relaciones sexuales”.

Abuso de sustancias

  • “Consumo alcohol u otras drogas en exceso”.
  1. Problemas sexuales

sex

Sexualidad insatisfactoria y disfuncional

  • “Cuando mantengo relaciones sexuales no me gusta o no disfruto”.
  • “No me siento excitadx al mantener sexuales”.
  • “No lubrico o ni tengo erecciones durante las relaciones sexuales”.
  • “Me resulta sumamente difícil tener un orgasmo”.
  • “Me duele la vagina al ponerme tampones o al introducir el miembro viril”.

Maternidad temprana

  • “He tenido hijxs siendo muy joven”.

Revictimización

  • “El abuso me ha ocurrido durante varias etapas de mi vida”.

 

Después de haber leído y reflexionado, ¿crees que necesitas ayuda?

Si te has identificado con una amplia variedad de las afirmaciones, es probable que necesites ayuda psicológica y te recomendamos que acudas a un profesional. Recuerda que las afirmaciones que has leído son meros ejemplos ilustrativos y cuya aparición no significa generalmente la existencia de un trastorno. No entres en pánico, simplemente te recomendamos que busques ayuda para comprobar si de verdad la necesitas.

Es muy posible que cualquier psicólogo te ayude a que estos síntomas vayan aliviándose o desapareciendo, pero en el caso de que fueran consecuencia de un abuso que sufriste, lo aconsejable es acudir a un profesional que tenga experiencia y esté familiarizado con este tipo de situaciones. Creemos que puede ser bueno para ti que alguien te ayude a elaborar esa herida, lo que únicamente se consigue narrando el sufrimiento y llegando a la emoción más profunda y sincera. Además, puede servirte como un proceso personal de mejora en el que puede que descubras algo nuevo y positivo en ti.

“Ahora que he tomado la decisión de ir al psicólogo, ¿cómo encuentro un psicólogo especializado?”

Existen numerosos psicólogos especializados, así que en función de la zona en la que vivas y de tu situación económica, podrás elegir uno u otro. Nosotros te recomendamos una serie de asociaciones que están especializadas en este tipo de casos como las siguientes

UNIPSI: Unidad de Intervención Psicosocial.

AspaSi: Asociación para la Sanación y la Prevención de los Abusos Sexuales Infantiles.

  • Dirección: Calle de San Raimundo, 27, 28039 Madrid.
  • Teléfono de contacto: 913112376/617 21 71 51.
  • Correo: info@aspasi.org
  • Enlace web: http://aspasi.org/
  • Enlace web 2: http://aspasi.org/contacto/enlaces/: en este enlace encontrarás diversas páginas web en la que puedes encontrar información y ayuda, en función del tipo de abuso que hayas sufrido y de la ciudad en la que te encuentres.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s